tasa de rebote

Consejos para mejorar las tasas de rebote de tus acciones de email

Germán Milich Escanellas
Yo reboto, tú rebotas él o ella rebotan, nosotros rebotamos vosotros rebotáis ellos o ellas rebotan. Sin duda, si tu negocio tiene un blog, sitio web o es un e-commerce, rebotar es un verbo que nunca querrás conjugar.
Email marketingPowered by Rock Convert

Rebotar puede ser interesante si estás jugando con tus hijos en una cama elástica, pero en marketing digital puede llegar a ser una verdadera tragedia.

¿Cómo? ¿Por qué? Porque rebotar en lenguaje marketero significa que la persona que entró a tu dominio no se quedó ni 30 segundos, ni siquiera leyó una letra y se fue sin saludar. Por lo tanto, si tu tasa de rebote es alta, significa que tu dominio, por algún motivo, no es interesante. Pero no te preocupes, hoy te hablaremos de las 7 virtudes capitales para que esto no te suceda.

Importancia de la tasa de rebote

La tasa de rebote hace parte de la familia de las métricas de usuarios junto con CTR, tiempo de permanencia, etc. Son más que simples métricas, son lo que llamamos de KPIs, esto es que además de medir, indican el desempeño y las tendencias. Siempre debemos recordar que no todas las métricas son KPIs pero que todas las KPIs son métricas.

La tasa de rebote nos muestra el interés que tu sitio despierta en los navegantes, y si es muy alta puede significar una dificultad en el posicionamiento en las SERPs, pues los algoritmos pueden interpretar que es fruto de una mala experiencia del usuario. 

7 virtudes capitales que evitan el rebote de tu sitio web

1. Velocidad de carga

Mucho se opina sobre el tema, pero me atrevo a decir que el tiempo de carga es el factor principal de rebote. En un mundo digital que fue creciendo teniendo a la experiencia del usuario como eje estructurador y en el cual tenemos todo al instante, más de 10 segundos puede ser una eternidad.

Y es bastante lógico pues el ideal perseguido por los desarrolladores es estar sincronizados con la velocidad del pensamiento, pues de alguna forma los dispositivos móviles no son simples aparatos electrónicos, son extensiones de nuestra mente. En ese contexto, la velocidad para cargar tu página es la principal virtud que debes buscar para que tu público no rebote.

2. Adecuación a la Buyer Persona

El segundo motivo que más impacta es la inadecuación del quién. Es que el marketing ha avanzado tanto en el estudio de los hábitos sociales que se convirtió en una ciencia humana, al punto de que muchas personas todavía están entendiendo su poder. Y realmente definir con precisión el destinatario de nuestros esfuerzos es lo que le da efectividad a la acción. Por lo tanto, la segunda virtud cardinal es la adecuación a tu Buyer Persona.  

generador de personas

3. La actualización

Si es para ver siempre lo mismo prefiero quedarme en mi imaginación que entrar en tu página. Muy lógico también, adquirir información es un proceso de calificación en el que avanzamos, difícilmente vamos a querer retroceder, por eso si no actualizas tus contenidos constantemente el rebote será nada más que algo natural.

El ansia de conocimiento sobre aquello que le es de interés, por parte del usuario, lo lleva a querer cada vez más información, lo que es un camino sin retorno, siempre querrá más y mejor. Es como decía el Principito, tú te tornas responsable por aquello que cautivas, la tercera virtud entonces es: que tus contenidos sean actuales.

4. El diseño responsivo

Esta virtud es imprescindible pues existe una gran variedad de dispositivos con lógicas diferentes, por lo tanto el concepto es que tienes que adaptarte a todos. Ese es un trabajo que te demandará esfuerzo y comprensión, deberás configurar tu dominio de la manera correcta y dominar el lenguaje de etiquetas HTML.

Cuida las imágenes que generalmente es lo que da más problemas y trata de comprender que todos tenemos velocidades diferentes. La cuarta virtud es la adaptabilidad a todos los dispositivos.     

5. La belleza

La primera impresión siempre importa. Tenemos que trabajar con el concepto de friendly y crear una forma de presentar nuestros contenidos amigablemente para una primera vista. Si entras en una página y todo está muy confuso, la tendencia es salir corriendo. Da un cansancio solo de mirar para una página desorganizada y/o sin belleza.

Diseño, layout y escaneabilidad son tres hermanos que te pueden ayudar con esto que van de lo global a lo particular.

  • Diseño: la belleza de lo sofisticado produce una empatía inmediata. Cuando el concepto global está bien trabajado nuestra mente descansa y se detiene para observar.
  • Layout: cuando los contenidos están organizados de forma armónica la exploración y navegación por ellos resulta placentera y comprensible.
  • Escaneabilidad: y finalmente dentro de los contenidos tenemos la escaneabilidad, que no es otra cosa que la organización de la información de una manera que podamos entender la idea general del contenido de una sola mirada.

Todo esto configura la quinta virtud que es la belleza.

6. La palabra es la clave

Este es un punto más sutil, a veces elegimos mal la palabra clave y no provocamos el tipo de búsqueda que necesitamos. Por eso, al elegir tus palabras clave asegúrate de que sean de alto valor, que tengan potencia y profundidad para que el navegante se quede más tiempo en tu dominio. La sexta virtud es cuidar de tus palabras.

dossier de palabras clave

7. Crea buenas historias

Y para finalizar, el gran detalle es que el usuario sea el héroe de tu historia, un concepto que nació a mediados del siglo 20 y se constituyó como un factor principal del marketing. Creamos historias interesantes en las que nuestro cliente es el protagonista. Por lo tanto, la séptima y última virtud es: cuenta una historia que valga la pena escuchar.

Conclusión

Hemos llegado al final de otro recorrido en el que quisimos mostrarte la importancia de la virtud para evitar los rebotes.  Piénsalo bien y trabaja duro para que esta tasa no perjudique tus ventas y tengas tiempo para dedicarte a jugar con tus hijos en una cama elástica sin preocupaciones. ¡Ahí sí puedes rebotar todo lo que quieras!

Si quieres avanzar más aún en el tema descarga nuestro e-book E-mail marketing La Guía Para Crear Campañas Exitosas y comienza a utilizar nuestros consejos para no rebotar.