trabajo en casatrabajar en casa con todas estas comodidades y continuar siendo productivo?

">

Trabajo en casa: ¿Cómo evitar perder productividad? 8 TIPS PARA LOGRARLO

Autor Invitado
¿Trabajo en casa? En este post te enseñamos algunos consejos para ser productivo desde la comodidad de tu hogar.

Trabajar en casa podría ser el sueño hecho realidad de muchos profesionales, sobre todo el de aquellos que pertenecen a la generación millennial. Sin horarios fijos, sin uniformes, sin zapatos y desde la comodidad de tu sofá, el trabajo en casa definitivamente suena como uno de los mejores inventos que el Internet y la humanidad han podido traernos. Pero ¿cómo trabajar en casa con todas estas comodidades y continuar siendo productivo?

Sabemos que navegar un rato en el Facebook, mirar tu serie favorita en Netflix  o simplemente pasar todo el día en la cama puede ser una verdadera tentación cuando estás en casa, pero cuando tomas la decisión de trabajar desde tu hogar debes asumir ciertas responsabilidades que solo dependen de ti mismo y son básicamente dejar todas las distracciones típicas del hogar a un lado y poner manos a la obra en el trabajo.

Si eres un profesional que trabaja desde casa, eres freelancer, desarrollas cursos a distancia o estás a punto de emprender tu negocio digital, en este artículo te enseño algunos consejos para trabajar desde casa de forma organizada y siendo productivo.

8 tips para trabajar en casa y ser productivo

1. ¡Vístete para trabajar!

Para iniciar estos tips sobre cómo trabajar en casa y ser productivo, comenzaré por un consejo que suena demasiado básico, pero que merece la pena mencionar. Cuando las personas comienzan a trabajar desde casa, suelen pasar todo el día en pijamas, lo cual provoca que la mente esté todo el tiempo enfocada en la cama.

Cuando te aconsejo que te vistas para trabajar, no me refiero a que tengas que vestirte de traje y corbata, usar tacones o nada parecido. Simplemente a que te quites tu pijama, te duches y te pongas cualquier ropa que usarías para salir a dar un paseo y que al mismo tiempo resulte cómoda para ti.

Este es un detalle que puede parecer insignificante, pero comenzar el día con ropa fresca te ayuda a activar tu mente y poner manos a la obra en tu lista de cosas por hacer.

2. Fija un horario de trabajo

Una de las grandes ventajas del trabajo en casa es que en realidad no tienes horarios que cumplir y por supuesto, cuentas con una mayor flexibilidad para realizar tus actividades del hogar, cumplir con compromisos familiares y entretenerte con tus actividades de ocio favoritas.

Sin embargo, el hecho de no tener un horario que cumplir puede convertirse en un arma de doble filo y un bajón significativo de tu productividad si no cuentas con planificación y disciplina.

Acostúmbrate a fijar un horario para trabajar. Esto no quiere decir que debes despertarte todos los días a la misma hora o que tienes que trabajar estrictamente durante ese horario; sino que, fijar un horario puede ayudarte a llevar una vida mucho más organizada y ser productivo con el trabajo.

También es válido fijar cuáles son los momentos para realizar ciertas actividades; por ejemplo, durante las mañanas puedes llevar a cabo las que requieren de mayor creatividad e inspiración, ya que es cuando tu mente se encuentra mucho más fresca y activada. Las actividades que menos te gusten puedes planificarlas para hacerlas al final de la tarde o dependiendo de qué tan productivo eres en cada momento.

Al mismo tiempo, es importante que establezcas límites sobre los tiempos y tengas muy claro cuándo es momento de dejar de trabajar. Recuerda que tu cuerpo y mente necesitan estar en movimiento, relajarse y descansar.

3. Presta atención a tu ambiente de trabajo

El ambiente de trabajo es uno de los aspectos más importantes cuando se trata de trabajar en casa. Uno de los principales problemas que las personas tienen cuando empiezan a laborar desde casa y que evidentemente golpean su productividad es el hecho de no planificar un espacio especial para el trabajo.

Pasar todo el día en la cama o trabajar en la habitación es uno de los peores hábitos que puedes tener cuando trabajas desde casa. Por eso, el tercer consejo para ser productivo desde tu hogar, es organizar un espacio especial para tu mesa de trabajo. Es importante que esta área se encuentre bien iluminada, ventilada, despejada de objetos que puedan distraerte y sobre todo, que esté limpia. Un ambiente desordenado o caótico puede influir negativamente en tu inspiración y productividad, así que tómate este consejo muy en serio.

Invierte un poco de dinero en un buen escritorio, una silla cómoda y algunas libretas o material de papelería para hacer anotaciones y así evitar dejar tu sitio de trabajo por ratos.

También es importante que tengas muy claro que el tiempo que pasas en tu área de trabajo es exclusivamente para eso, evita trabajar en tu habitación, en la cocina o en un espacio que sea muy concurrido por otros miembros de tu familia ¡Cuando trabajas desde casa la soledad es sin duda tu mejor compañía!

4. Aleja las distracciones tecnológicas

Mirar el celular, encender la TV y tener abiertas tus redes sociales puede hacer que desperdicies una gran cantidad de horas de trabajo al día, pierdas la concentración y no seas productivo con tu trabajo. Procura siempre evitar todas aquellas distracciones tecnológicas que afectan tu trabajo, cierra tus redes sociales, silencia las notificaciones del móvil, apaga el televisor y bloquea todo aquello que no te aporte nada.

Esto puede ser un poco difícil al principio. A muchas personas, cuando comienzan con el trabajo en casa, les resulta imposible pasar más de una hora sin mirar el feed de Instagram; sin embargo, poco a poco podrás darte cuenta que en la medida que aprendas y te acostumbres a eliminar estas distracciones podrás terminar tu jornada de trabajo mucho más rápido y disfrutar de tus actividades de ocio y aficiones favoritas.

5. Prémiate con descansos y tiempos de ocio entre tareas

Cuando trabajas desde casa ¡es completamente válido darle un descanso a tu cerebro! Premia tu esfuerzo con descansos cortos en los cuales puedas relajarte en tu sofá, mirar las noticias, contestar tus mensajes del WhatsApp o hacer cualquier cosa que te guste.

Los momentos de desconexión tienen sus ventajas, permiten oxigenar tu cerebro, evitar el sedentarismo y buscar inspiración. Lo importante es que seas disciplinado y respetes los tiempos de trabajo y los de descanso. Cuando logras detectar cuáles son aquellas actividades que más te distraen y las incorporas exclusivamente a tus momentos de descanso y ocio logras ser mucho más productivo y responsable con tu trabajo.

6. Prepara una lista de tareas

Preparar un listado de cosas por hacer antes de comenzar la semana puede ser de gran ayuda para trabajar en casa y ser productivo. Sin embargo, es muy importante que seas realista al momento de planificar tu lista de tareas colocando cosas que realmente puedas cumplir (una lista de tareas eterna podría desanimarte y frustrarte por completo).

Por ejemplo, si trabajas desde casa escribiendo e-books resulta ilógico colocar como tarea del día “Terminar el e-book”, plantéate tareas y objetivos mucho más realistas, específicos y que estén acordes con tu ritmo de trabajo y capacidades.

Prepara una lista adaptada a tu ritmo de trabajo, prioriza las actividades según su importancia, divide las tareas más grandes en varias más pequeñas. Existen algunas aplicaciones que te permiten crear listas de cosas por hacer y optimizar tu rutina  ¡Atrévete a utilizarlas!

7. Haz que tus familiares cooperen contigo

Cuando trabajas en casa y vives con otras personas puede resultar un poco incómodo despreciarlos e ignorarlos mientras trabajas. Por eso, es importante que seas responsable con este punto y les comentes tu necesidad de concentración durante tu tiempo de trabajo para evitar molestias y, por supuesto, evitar que tu productividad se vea afectada.

Habla con ellos y explícales la importancia que tiene para ti la privacidad y concentración, cierra la puerta de tu espacio de trabajo y avisales que tu jornada de trabajo ha comenzado. Hacer esto puede ahorrarte malentendidos y, por supuesto, te permite rendir tu día al máximo.

8. Cambia tu espacio de trabajo cada cierto tiempo

Con esto no me refiero a mover tu escritorio por toda la casa, sino de animarte a trabajar fuera de casa una o dos veces al mes. Interactuar con otras personas y salir de la rutina es una gran manera de acelerar tu productividad, buscar inspiración y ¡disfrutar mucho más de la vida!

Anímate a visitar un café, una biblioteca o rentar un espacio de coworking para hacer algo diferente, conocer nuevas personas y divertirte un rato mientras trabajas.

Toma en cuenta estos consejos para lograr ser productivo trabajando desde casa. Convertir tu hogar en tu oficina tiene grandes ventajas: te permite ser dueño de tu tiempo, elegir el lugar para trabajar, disfrutar mucho más de tu vida familiar, llevar una vida mucho más sana y aprender a ser más disciplinado y responsable contigo y con los demás.

Si aún no has comenzado a trabajar desde casa y estás en búsqueda de ideas para ganar dinero sin salir de la comodidad de tu hogar, te invitamos a leer nuestro post con 23 ideas sencillas para ganar dinero sin salir de tu hogar, una guía completa y sencilla para comenzar tu propio negocio, trabajar desde casa y ganar dinero.

¡Hasta luego!

Este artículo fue producido por Hotmart.