¿Qué es Web Content Management (WCM)?

Redactor Rock Content
Web Content Management (WCM) o Sistemas de gestión de contenido web es una herramienta que permite una gestión de contenido más eficiente, que se traduce en resultados más interesantes para las empresas. ¿Te interesa este tema? Entonces, ¡continua leyendo!

Cuando el tema es marketing de contenido, internet está repleta de soluciones para facilitar los procesos de creación, gestión y publicación de materiales para las buyer personas.

En ese contexto, es común encontrarnos con siglas como Web Content Management (WCM) y Content Management System (CMS), y quedar un poco confundidos con sus significados.

Por eso, en este post vamos a aclarar lo que es WCM, explicando exactamente lo que está detrás del concepto y cuáles son sus ventajas y desventajas.

También, vamos a explicar cómo se diferencia de otros servicios relacionados con el contenido en la web, para que no queden dudas sobre el asunto.

¿Listo? Entonces, ¡vamos!

¿Cuál es la definición de Web Content Management (WCM)?

El concepto de Web Content Management, que significa gestión de contenido web, consiste en una serie de herramientas que proporcionan recursos para administrar activos digitales sin la necesidad de conocimientos de programación para web o markup language.

También conocidos como Web Content Management Systems (WCMS o sistemas de gestión de contenido web), permiten una gestión de contenido más eficiente, que se traduce en resultados más interesantes para las empresas.

Son plataformas que cuentan con control de acceso para las personas autorizadas (es necesario tener un nombre de usuario y contraseña), plantillas para ayudar con la apariencia del sitio y herramientas muy útiles de edición.

 

Incluso, los mayores players del mercado poseen funciones de visualización de las páginas antes de la publicación, para garantizar que el colaborador que esté editando no tenga sorpresas cuando coloque un nuevo contenido en el aire.

Este recurso es conocido como WYSIWYG, la sigla en inglés para la expresión What You See Is What You Get o “lo que ves es lo que obtienes”.

Como es más difícil tener desperdicio de tiempo con cuestiones técnicas y especificidades de tecnología de la información, los profesionales que usan un WCM pueden concentrarse en producir los mejores contenidos y ofrecer una mejor experiencia al usuario.

Algunos ejemplos de WCM son Joomla, Drupal y WordPress.

¿Sigues confundido?

Tal vez ya has oído que éstos son algunos de los CMS más populares, y no WCMs. No te preocupes, pues ya te lo vamos a explicar a continuación…

¿Cuál es la diferencia entre WCM y CMS?

Guía de Blogs Corporativos

Guía de Blogs Corporativos

¡Aprende a crear tu blog con los mejores consejos y prácticas reunidos en un ebook para descargar!

¡Obtén el PDF gratuito!

Un Content Management System (CMS o sistema de gestión de contenido) es simplemente un software que permite a tus usuarios modificar, visualizar y controlar el acceso a los datos de la aplicación.

Para tener una idea, dentro de un sitio, un CMS funciona como un gestor de contenido interno que permite decidir para qué lugares o canales las informaciones almacenadas deben ser destinadas.

Sucede que muchos de los sistemas de WCM actuales se auto titulan como CMS, lo que puede causar cierta confusión.

Probablemente ya debes haber oído que WordPress es el CMS más utilizado en el mercado actualmente – y, de hecho, eso no es incorrecto.

Es una herramienta tan poderosa, con todas sus funciones administrativas, plugins, envío de e-mail y tantas otras cualidades, que más apropiado sería llamarla WCM.

¿Cuál es la diferencia entre un WCM y un constructor de sitios?

Otro concepto que vale la pena aclarar es el de constructor de sitios.

Este tipo de servicio gira directamente en la nube y no requiere que te preocupes por el alojamiento – todo está controlado a través del panel de la aplicación.

Una vez dentro de ella, podrás crear el diseño de tus páginas con herramientas de arrastrar y soltar.

También puedes administrar el contenido del sitio; pero normalmente los procesos y las interfaces para este propósito son bastante inferiores a los que encontramos en los WCM.

Por cierto, como estas plataformas suelen ser propietarias, es difícil encontrar una variedad tan grande de plugins como los que existen para WordPress o integraciones que funcionen con los servicios más célebres de la web.

¿Cuáles son sus ventajas?

Ahora que ya sabes lo que es un WCM y ya entiendes sus diferencias para un CMS y un constructor de sitios, vamos a enumerar las ventajas más relevantes de estos sistemas dedicados a la gestión de contenido web.

Dispensan conocimientos técnicos

Como hemos visto en la sección sobre lo qué es WCM, para utilizar esta herramienta no es necesario tener experiencia con programación ni conocimientos más técnicos de computación.

Para gestionar el contenido, basta tener conocimientos básicos de navegación web y familiaridad con interfaces comunes de ordenador.

Incluso, la instalación de plugins y temas da la posibilidad de personalizar el modo de uso de la herramienta, dejándola aún más fácil de manipular.

Todo eso deja a la compañía menos dependiente de un equipo dedicado de TI, ya que cualquier persona con acceso al sistema y con los debidos permisos puede hacer cambios referentes al contenido y la apariencia del sitio.

Poseen valor accesible

Dependiendo de las necesidades de tu empresa, es posible conseguir una solución de WCM sin costo.

Sólo necesitarás preocuparte por el servicio de alojamiento y la instalación del software, ya que muchos proveedores ofrecen la instalación con un solo clic o un plan específico con la herramienta lista para usar.

Además, no tendrás que pagar gastos para el desarrollo de aplicaciones de autenticación de usuarios, bases de datos y estructura de almacenamiento de archivos – ya que está todo incluido en el sistema de Web Content Management.

Promueven el ahorro de tiempo

El 1º factor de ahorro de tiempo es que tu organización no necesitará esperar el desarrollo de todas las funcionalidades que existen en el WCM y en los plugins que extienden las funciones de la herramienta.

Todos estos recursos ya estarán listos para usar cuando el sistema esté instalado.

Además, siempre que sea necesario crear una página o un post para blog, basta hacer clic en algunos botones y producir el contenido.

Todas las configuraciones de aspecto seguirán los requisitos ya seleccionados en la plataforma y no será necesario preocuparte por algún elemento visual de la página que pueda salir del patrón o perjudicar el layout de alguna manera.

¿Cuáles son sus desventajas?

Desafortunadamente, no hay herramientas perfectas.

Siendo así, consideramos importante enumerar algunas de las desventajas con las cuales, quien opta por un sistema WCM, necesita lidiar.

Funciones restringidas

Por más que los plugins ayuden a ampliar las capacidades de un WCM, los usuarios siempre estarán sujetos a utilizar los recursos que están a disposición.

Como cualquier modelo preconcebido, es necesario tenerlo en mente para que no haya la falsa expectativa de que la plataforma puede hacer todo tipo de cosas y que resuelve cualquier problema.

Es fundamental entender que crear nuevas funcionalidades es posible, sí.

Pero, para eso, no hay como dispensar los conocimientos técnicos de bases de datos y lenguajes de programación para la web.

Las mejores plantillas suelen ser pagas

Otra desventaja es que muchos sitios web pueden elegir las mismas plantillas gratuitas y terminar con una apariencia muy parecida.

Cuando un administrador selecciona el tema en WordPress, por ejemplo, puede ser que él opte por uno entre los más populares – al final, eso es un indicio de calidad.

Por otro lado, muchas otras páginas en la web tendrán ese mismo diseño y, al encontrarse con una, los visitantes de tu sitio seguramente tendrán una sensación de extrañeza.

Por eso, puede ser interesante elegir un tema pago, que probablemente tendrá excelentes opciones de personalización y proporcionará más individualidad a tu sitio.

Costos de mantenimiento

Aunque hayamos destacado el costo accesible como una ventaja de los WCM, vale recordar que, si necesitas una solución corporativa de altísimo rendimiento para ese tipo de plataforma, esto probablemente requerirá un costo mensual para la empresa responsable de prestar soporte.

Lo mismo vale para alternativas avanzadas de seguridad, que protejan tus datos contra posibles fugas y mantengan las amenazas virtuales y a los invasores alejados.

Recordando que una de las principales vulnerabilidades de los WCMs está en no prestar atención a las actualizaciones del sistema – algo que es de total responsabilidad del gestor del sitio, pero que no siempre se toma en serio.

En fin, podemos percibir que, a pesar de que la sigla WCM no sea tan difundida, se refiere a sistemas con los que los profesionales de marketing de contenido ya están familiarizados.

Cuando incluso los fabricantes insisten en llamar a sus plataformas de CMS, lo más adecuado sería WCM o WCMS, tal vez sea un indicio de que estamos ante un término que simplemente se popularizó.

Como el público ya asocia el concepto de CMS al que las herramientas de Web Content Management de hecho ejecutan, difícilmente valdrá la pena reeducar todo el mercado sólo para cambiar algunas letras – y correr el riesgo de confundirlo aún más.

¿Te gustó nuestro post? ¿ Fueron esclarecidas todas tus dudas sobre WCM, CMS, constructor de sitios y sistemas para la producción y mantenimiento de activos digitales, en general?

Te sugerimos entonces que utilices una estrategia de organización para facilitar y alcanzar tus metas. ¡Descarga nuestra plantilla de gestión de contenidos ahora mismo!